COACH JUAN NABOR
  • Email jnabor@gmail.com
  • WhatsApp 22 22 08 03 23

Entradas

Toma el control de tu vida

Sin lugar a dudas, nuestra forma de pensar tiene influencia sobre nuestro cuerpo y nuestra vida. Como ya lo han demostrado un gran número de investigaciones, existe una estrecha relación entre la mente y el cuerpo.

De acuerdo con el Dr. Joe Dispenza, nuestros pensamientos producen una reacción bioquímica en el cerebro, mediante la que se liberan señales químicas (neuropéptidos) que se transmiten al cuerpo, en donde actuan como los mensajeros del pensamiento.De esta forma, el cuerpo puede sentir exactamente del modo en que estamos pensando, puesto que cada pensamiento produce un químico correspondiente a un sentimiento o sensación en nuestro cuerpo. En esencia, cuando tenemos pensamientos felices, inspiradores o positivos, el cerebro elabora químicos que hacen que nos sintamos alegres, inspirados o eufóricos. Por el contrario, cuando tenemos pensamientos de odio, de enojo o de desprecio por otras personas o por nosotros mismos, el cerebro produce químicos que nos hacen sentir odiosos, enojados o indignos.

Cuando el cuerpo responde a un pensamiento con un sentimiento o sensación, esto genera una respuesta en el cerebro. El cerebro, que constantemente controla y evalúa la situación del cuerpo, nota que este último se siente de una manera determinada. En respuesta a esa sensación corporal, el cerebro genera pensamientos que producen los correspondientes mensajeros químicos y entonces, la persona empieza a pensar del mismo modo en que está sintiéndose. El pensamiento crea el sentimiento y entonces, el sentimiento crea el pensamiento, en un ciclo contínuo, que crea finalmente un estado particular en el cuerpo, que determina la naturaleza general de nuestra manera de sentirnos y comportarnos, lo que se conoce como un Estado de Ser.

Cuanto más tiempo pensemos los mismos pensamientos, que producen los mismos químicos, que a su vez hacen que el cuerpo tenga los mismos sentimientos o sensaciones, más influiremos en nuestro estado físico. Aquellos pensamientos a los que dedicamos nuestra energía, influyen de manera directa en nuestra salud, en las decisiones que tomamos y en definitiva en nuestra calidad e vida.

Una vez que sabes esto, puedes tomar el control de tu vida y lograr tu superación personal, eligiendo que pensar: pensamientos negativos que te hagan sentir mal o pensamientos positivos que te hagan sentir motivado. Cualquiera de estos dos tipos de pensamiento que predomine, determinará tu calidad de vida.

Coach en Desarrollo Humano, certificado por la International Coach Federation (ICF), la International Society of Neuro-Semantics y el Thetahealing Institute of Knowledge.

No Comments :