Coaching para el Desarrollo Humano

sentido del tacto

¿Te consideras buen padre o madre?

En conversaciones con amigos o conocidos, es frecuente escuchar historias de padres o madres que han dedicado su vida a trabajar por el bienestar y desarrollo personal de sus hijos, que les han dado muchas cosas materiales y que sin embargo al paso del tiempo y cuando los hijos llegan a ser adultos, ese esfuerzo no es reconocido y al contrario en muchas ocasiones es recriminado. ¿Será que el mundo está al revés? ¿Será que los hijos no pueden ver el esfuerzo que los padres han hecho? ¿será ingratitud? o ¿será que algo no está bien en el concepto de trabajar para el bienestar de los hijos?

Desentrañar y conocer el misterio que hay detrás de esto puede evitar mucho sufrimiento para ti y tus seres queridos y puede ser la puerta a una vida placentera y una excelente relación con tus hijos. Así que, si es lo que deseas, esta información te interesará.

Los seres humanos tenemos una profunda necesidad de sentirnos seguros y protegidos, desde el momento en que comenzamos a tomar forma, en el vientre materno. Esta necesidad no es algo racional sino que tiene bases biológicas, puesto que la protección y la seguridad son condiciones que la evolución ha demostrado que son necesarias para asegurar nuestra sobrevivencia. Al ser necesidades biológicas no admiten razonamiento y simplemente deben ser cubiertas.

Y he aquí que el mecanismo que la evolución ha elegido para experimentar seguridad y protección es a través del sentido del tacto, el cual es el único sentido que nos relaciona físicamente con el mundo. El tacto es el sentido más extendido y el más desarrollado al momento del nacimiento. Pero su importancia no comienza ahí; la importancia del tacto comienza desde el vientre materno a través de los millones de células receptoras que hay en nuestra piel, que nos comunican el contacto y cercanía con nuestra madre, lo que nos da la sensación de estar en el paraíso, conectados con algo mucho más grande que nosotros.

Conectados con el mundo

Conectados con el mundo

Pero… ¿qué ocurre cuando nacemos? De una manera intempestiva somos apartados del paraíso y somos empujados a experimentar el mundo por nuestra cuenta; sin embargo, en estas nuevas condiciones, nuestra necesidad de protección y seguridad no desaparece y debe ser cubierta por los brazos de nuestra madre o nuestro padre. Y es aquí donde comienza el problema.

Sin el abrazo de su madre o de su padre, los niños no pueden experimentar la conexión con algo que les ofrezca condiciones parecidas al vientre materno, por lo que se aferrarán a aquello que les ofrezca la seguridad y protección que necesitan, que pueden ser objetos o personas. Y con eso que les de seguridad y protección, establecerán lazos afectivos difíciles de romper. Por ello, no importa cuántas cosas materiales proporciones a tus hijos; si no estas ahi, si no los abrazas, al paso del tiempo, muy probablemente tu esfuerzo no será valorado. (Continua…)

Compartir en Redes Sociales

Sesiones de Coaching en Puebla
Coaching Personal
El poder de una intención verdadera
Tus creencias crean la realidad
Naciste para algo especial
Las emociones importan
Las creencias y el Poder de creer
Mente consciente y subconsciente
La realidad se crea en la mente
Certificación en Coaching Multidim.
Coaching Personal

Coach ICF

Certificación en Coaching Essentials
Desarrollo Personal

Coaching

Certificación en PNL
Desarrollo Personal
Recibe más información
Mente subconsciente
Alberto Jiménez Merino
soy_AJM
PAGINAS DE INTERES
Validación

Valid XHTML 1.0 Transitional