Coaching para el Desarrollo Humano

calidad de vida

Qué es el Poder Personal

En un sentido amplio, el Poder se refiere a la capacidad que alguien tiene para hacer que algo suceda de acuerdo con su voluntad, independientemente de las condiciones externas. Aplicado al campo del Desarrollo Humano, el Poder Personal es la capacidad que cada ser humano tiene para ser creador de su propia vida, a través de elegir conscientemente aquello que desea vivir o experimentar.

Elegir conscientemente lo que deseamos vivir, está relacionado con nuestra habilidad para fijarnos metas, la cual, de acuerdo con Brian Tracy, es la llave maestra para alcanzar el éxito. De acuerdo con este mismo autor, sin metas, solo nos dejamos arrastrar a la deriva por las corrientes de la vida, pero con metas, volamos como una flecha, directos y sin fallos hasta nuestro objetivo.

De acuerdo a esta definición, cabría preguntarnos si en verdad estamos ejerciendo ese poder. Desde mi experiencia personal como Ser humano y como Coach en Desarrollo Humano, también conocido como Desarrollo Personal, mi percepción es que con frecuencia no lo estamos ejerciendo y en cambio lo estamos cediendo a otros, sin darnos cuenta.

Coaching Personal

Para profundizar en este tema, comprender cómo funciona, pero sobre todo, sacar provecho de él, es importante identificar dónde reside el Poder Personal. De acuerdo con los últimos avances en la Filosofía del Lenguaje, la Programación Neurolingüística, la Neurociencia y la Ontología del Lenguaje, el Poder Personal reside principalmente en nuestros pensamientos, en nuestras emociones y en nuestras acciones.

El vehículo y la herramienta del pensamiento es el lenguaje o la palabra. Utilizamos el lenguaje para representar y para comunicar a otros, el mundo que percibimos a través de nuestros sentidos; a partir de esa representación es que podemos razonar o pensar. Nuestra representación del mundo y en consecuencia, la complejidad de nuestros pensamientos y de nuestras conversaciones, depende de la amplitud de nuestro lenguaje. A menor amplitud de nuestro lenguaje o vocabulario, tendremos una pobre representación del mundo, que a su vez generará pensamientos sencillos y con poco poder. Al aumentar nuestro vocabulario, se incrementa la riqueza de nuestra representación del mundo, la complejidad de nuestros pensamientos y en consecuencia, nuestro Poder Personal.

Los pensamientos generados a través de las palabras tienen poder. A través de las palabras podemos construir o destruir y podemos crear nuevas realidades. Así que presta atención a lo que piensas y dices pues ahí reside una parte muy importante de tu poder.

El segundo sitio donde reside el poder personal son las emociones, las cuales nos impulsan a la acción y son consecuencia de nuestros pensamientos. Tienes el poder de amar, de estar alegre, de enojarte, de estar triste, de tener miedo, pero sobre todo, de decidir cómo quieres sentirte. Si permites que otros controlen tu estado emocional, entonces les estás entregando tu poder.

Coaching Personal

Finalmente, el tercer sitio donde reside el Poder Personal son nuestras acciones, las cuales son consecuencia de nuestros pensamientos y emociones. Tenemos el poder de elegir qué tipo de acciones emprenderemos. Por ejemplo, podemos elegir levantarnos de la cama o no, ser amables o no, establecer metas y conseguirlas o no. Algunas personas regalan este poder a otros, quienes les dicen lo que hay que hacer. Cuando las cosas salen mal, lo que es muy probable cuando funcionamos así, estas personas se limitan a culpar a los otros. Asumir nuestro poder de acción, es atrevernos a tomar decisiones y a hacernos responsables de las consecuencias de nuestros actos.

En la actualidad existen muchas técnicas de Desarrollo Humano, que buscan, por diferentes vías, hacer que la gente tome conciencia y recupere su Poder Personal, como un medio para mejorar su calidad de vida. Dentro de estas técnicas de Desarrollo Humano, el Coaching Personal, es la más poderosa de ellas.

¿Te atreves a hacerte cargo de tu Poder Personal o seguirás culpando a otros?

Nuestras emociones nos dirigen

Contrario a lo que la civilización occidental ha creído durante los últimos 2,400 años, basado en la visión de filósofos como Sócrates y René Descartes, acerca de que somos seres racionales, lo cierto es que las recientes investigaciones en Neurociencia y su aplicación al desarrollo personal, han venido a comprobar, que lo correcto es que somos seres emocionales, con posibilidad de razonamiento.

De acuerdo con el Neurocientífico Antonio R. Damasio, se ha descubierto que las emociones no son necesariamente enemigas de la razón. Aquella creencia de que si alguien utilizaba sus emociones para tomar decisiones y no tenía la cabeza fría y una actitud puramente racional, no estaba realizando su trabajo de forma adecuada, es falsa. Lo que hoy se sabe es que quienes son hiper-racionales e intentan razonar sus decisiones sin un componente emocional, son de hecho, incapaces de alcanzar decisiones correctas.

Las emociones son el soporte en el que se desenvuelve nuestra vida. No existe un instante del día en que no tengamos un estado emocional. La explicación de esto tiene que ver con el desarrollo evolutivo del cerebro. Nuestra corteza cerebral o Neocortex, la que nos permite razonar y tener conciencia, apareció en nuestros ancestros humanos hace 5 millones de años. En cambio el cerebro emocional o cerebro límbico, responsable de nuestras emociones, apareció en nuestros ancestros hace 130 millones de años. Ambos sistemas, en conjunto con el cerebro reptiliano, una estructura de 500 millones de años de antigüedad, son los responsables de nuestro comportamiento o interacción con el medio.

De forma automática, sin que seamos conscientes de ello, nuestro cuerpo se encuentra en algún estado de ánimo o estado emocional, que es generado principalmente por el cerebro límbico. Ese estado de ánimo implica cambios a nivel corporal y mental que varían dependiendo del tipo de emoción que prevalezca.

Cuando la emoción prevaleciente, en nuestro estado de ánimo o estado emocional, tiene que ver con el enojo, el miedo o la tristeza, el cuerpo se encuentra en un estado de riesgo para la supervivencia, por lo que varios procesos fisiológicos se detienen o se modifican. Por ejemplo, la circulación de la sangre se dirige principalmente hacia los brazos y la piernas, lo que hace que llegue menos sangre al cerebro. La consecuencia directa es que en esos estados emocionales, no podemos pensar con claridad, por lo que es frecuente que nuestras decisiones y acciones sean incorrectas. Cuando tenemos esos estados emocionales, estamos funcionando en automático por lo que nuestros pensamientos habituales tienen que ver con experiencias negativas del pasado. Como es evidente, la calidad de vida que resulta de mantener dichos estados emocionales es precaria y es el origen de muchas enfermedades.

Cuando la emoción prevaleciente tiene que ver con el amor o la alegría, el cuerpo y el cerebro se encuentran en un estado de armonía por lo que todos los procesos fisiológicos operan con normalidad. La consecuencia de estados emocionales de este tipo, es que el cerebro se encuentra funcionando en todo su potencial y puede tomar acciones y decisiones correctas. Con esos estados emocionales, el cerebro funciona en modo creativo y nuestros pensamientos están en el aquí y el ahora. La calidad de vida es armónica y abierta a todas las posibilidades.

Como se desprende de lo mencionado anteriormente, nuestra calidad de vida no depende de la razón, sino de nuestros estados emocionales. Por ello, aprender a reconocerlos, es el primer paso para mejorar nuestra calidad de vida; aprender a modificarlos, es posible a través del Coaching Personal.

Las redes neuronales en el Desarrollo Personal

Una red neuronal es básicamente la estructura que se forma como resultado de la conexión entre células cerebrales o neuronas. El propósito de dicha conexión, es el de almacenar información proveniente del exterior o de nuestros propios pensamientos.

Si nunca habías escuchado nada acerca de las redes neuronales y retienes esta información por más de una hora, tu cerebro comenzará la creación de una nueva red neuronal. Si por el contrario, ya sabías acerca de este concepto, tu cerebro tomará solo aquella información que le resulte relevante o nueva y la añadirá a la red existente, mediante la conexión de algunas neuronas cercanas a esa red.

Desarrollo personal

Si continúas investigando y comentando acerca de este tema, irás añadiendo en cada ocasión nuevas conexiones neuronales, lo que dará como resultado una compleja red neuronal, que en conjunto con otras redes existentes, te servirá para tomar decisiones y generar nuevas ideas. En el caso contrario, si nunca vuelves a investigar o hablar sobre este tema, las conexiones establecidas se debilitarán y tenderán a desaparecer, para utilizar la capacidad de almacenamiento de tu cerebro para información de mayor relevancia para ti. Este mismo proceso ocurre con todos los temas incluyendo el del Desarrollo Personal.

De una forma bastante esquemática, podríamos decir que el proceso de creación de redes neuronales se parece al proceso de formación de un camino. Cuando transitamos por primera vez por una zona, dejamos una huella imperceptible; sin embargo, a medida que transitamos una y otra vez, vamos creando un camino cada vez más amplio y visible (figuras A y B).

Desarrollo personal

En el campo del Desarrollo Personal, la formación de redes neuronales es una parte esencial del proceso, ya que a través de ellas es posible incorporar creencias nuevas y poderosas, para generar una mejor calidad de vida. Por ello, si no se crean nuevas redes neuronales y sobre todo, si no se fortalecen hasta llegar al punto en que se activen de manera automática, ante los estímulos del ambiente, no será posible alcanzar el Desarrollo Personal.

Para quienes han decidido mejorar su vida, para realmente vivir, en lugar de solo sobrevivir,  es de la mayor importancia la creación de nuevas redes neuronales, mediante la incorporación de creencias nuevas y poderosas, para lo cual se requiere contar con apoyo y asesoría, puesto que el proceso no es fácil. Para este propósito las sesiones de Coaching Personal, son la alternativa más práctica y efectiva.

Tener una mejor calidad de vida implica tener la determinación de elegir conscientemente el estilo de vida que quieres alcanzar y hacer lo que sea necesario para conseguirlo. Después de todo, como dijo Anthony Quinn… “si las cosas que valen la pena fueran fáciles, cualquiera las haría”.

¿Por qué es importante el Desarrollo Personal?

Para responder esta pregunta de por qué es importante el desarrollo personal, permíteme hablarte un poco de las características de los seres vivos. La constante de todo ser vivo es el desarrollo y esta sin duda es la característica distintiva de la vida. Una semilla puesta en la tierra buscará siempre convertirse en una planta, apenas encuentre las condiciones mínimas para ello. De igual manera, cada célula de nuestro cuerpo está constantemente dando origen a nuevas células, que nos permiten mantenernos con vida. De la misma forma, nuestra mente, como la entidad viviente que es, tiene la necesidad de estar en un desarrollo continuo. Así, cada vez que generamos un pensamiento, éste nos conduce a otros y cada vez que aprendemos algo sobre un tema determinado, inmediatamente ello nos lleva al aprendizaje de nuevos temas.

Mantenerse repitiendo los mismos hábitos todos los días, teniendo los mismo pensamientos y viendo la vida siempre desde la misma perspectiva, es antinatural y en consecuencia, la calidad de vida que ello nos generará, será siempre limitada.

Marilyn vos Savant, el ser humano con el coeficiente intelectual más alto, menciona que si a lo largo de nuestra vida hemos mantenido siempre nuestra misma forma de pensar, hemos leído siempre las mismas revistas y periódicos, nos hemos mantenido en el mismo trabajo y acudimos a este siempre por la misma ruta, entre otras cosas, es como estar parado frente a una mesa con los manjares más deliciosos y solo limitarnos a tomar una manzana.

Las posibilidades al alcance de cualquier ser humano son infinitas, pero solo se vuelven evidentes cuando nos atrevemos a salir de nuestra zona de confort, a adquirir nuevos pensamientos, habilidades, actitudes y en suma, cuando nos atrevemos a seguir la ruta natural de nuestro desarrollo personal.

Por otra parte, seguir la ruta del desarrollo personal, no tiene por que ser algo complejo o difícil, pues existen muchas formas para ello. Si partimos de la base de que el desarrollo personal está directamente relacionado con la adquisición de pensamientos correctos y su consecuente aplicación en nuestra vida diaria, resultará evidente que esto puede hacerse por diferentes medios. Entre estos se encuentran los libros, películas, audios, revistas, cursos o talleres de desarrollo personal, relación con personas exitosas y a través de sesiones de Coaching Personal.

¿Qué es Desarrollo Personal?

El Desarrollo Personal, conocido también como superación personal, crecimiento personal, cambio personal o desarrollo humano, es un proceso de transformación mediante el cual una persona  adopta nuevas ideas o formas de pensamiento (creencias), que le permiten generar nuevos comportamientos y actitudes, que dan como resultado un mejoramiento de su calidad de vida.

Para iniciar este proceso, es condición necesaria estar pasando por un cierto grado de insatisfacción con lo que hacemos o estar en una situación de vida lo suficientemente incómoda; sin embargo, quizá el requisito de mayor importancia es tener la determinación de hacer algo distinto con nuestra vida; es querer salir de nuestra zona de confort.

Para tener elementos para decidir si iniciar o no un proceso de desarrollo personal, es necesario tomar conciencia de que la calidad de vida que ahora tenemos, es el resultado de los pensamientos y actitudes que hemos mantenido hasta el día de hoy, mismos que son generados por las creencias que nos fueron inculcadas, principalmente por nuestros padres o familiares cercanos. En consecuencia, el mantener las mismas creencias, nos generará los mismos pensamientos y actitudes, que a su vez continuarán generando los mismos resultados que ahora tenemos, dentro de 1, 5, 10 o más años, pues como dijo Albert Einstein, si continúas haciendo las cosas como siempre las has hecho, obtendrás los mismos resultados.

Desarrollo Personal

Lamentablemente, si no prestamos atención a las creencias que albergamos, las cuales por definición son inconscientes y debido a que vivimos en un mundo en constante cambio, llegará un momento en que nos enfrentaremos a situaciones difíciles en nuestra vida. En ese momento, el cambio será nuestra única opción. ¿Será entonces, que cambiar es una necesidad, para tener una vida plena? ¿Para qué esperar a que la vida nos golpee en la cara?

Para aquellos y aquellas que han decidido tomar el riesgo de hacer algo distinto, que les permita mejorar su calidad de vida, las Sesiones de Coaching son, sin duda, la  mejor alternativa para su desarrollo personal. En estas sesiones de Coaching Personal, se utilizan técnicas de Programación Neurolingüística (PNL), Motivación y  Terapia Gestalt, mediante las cuales se guía a los participantes en un proceso de autoconocimiento, con resultados sorprendentes. El origen de todas las situaciones de tu vida que no te gustan, está dentro de ti en forma de creencias inconscientes; la función del coaching es apoyarte para que la vuelvas conscientes y puedas modificarlas o cambiarlas. Te sorprenderá darte cuenta que cuando cambias la forma en que ves al mundo, el mundo cambia de forma.

Compartir en Redes Sociales

Esto podría salvarte :)
Sesiones de Coaching en Puebla
Coaching Personal
Tus creencias crean la realidad
Naciste para algo especial
Las emociones importan
Las creencias y el Poder de creer
Mente consciente y subconsciente
La realidad se crea en la mente
Certificación en Coaching Multidim.
Coaching Personal

Coach ICF

Certificación en Coaching Essentials
Desarrollo Personal

Coaching

Certificación en PNL
Desarrollo Personal
International Coach Federation
Coaching
Alberto Jiménez Merino
soy_AJM
PAGINAS DE INTERES
Validación

Valid XHTML 1.0 Transitional