COACH JUAN NABOR
  • Email jnabor@gmail.com
  • WhatsApp 22 22 08 03 23

Entradas

¿Para qué son las emociones?

Esencialmente todas las emociones son impulsos para actuar, planes instantáneos para enfrentarnos a los acontecimientos de la vida diaria. Este hecho es muy evidente cuando observamos a niños o animales. Solamente es en los adultos “civilizados” donde esta situación con frecuencia no se cumple, lo que da origen a una gran anomalía en el reino animal: emociones divorciadas de su reacción evidente.

Cuando las emociones se reprimen y no son expresadas, se acumulan en el organismo dando origen a un sinnúmero de enfermedades como la colitis y el cáncer, por lo que es muy importante aprender a expresarlas y sobre todo a manejarlas.

Los avances en los métodos para explorar el cuerpo y el cerebro, están aportando nueva información acerca de cómo cada emoción prepara al organismo para una clase distinta de respuesta. Uno de los procesos más estudiados, es la Respuesta de Lucha o Huida, que está conformada por emociones de ira y miedo.

Daniel Goleman, en su extraordinario libro “La inteligencia emocional” señala que en el caso de la ira, la sangre fluye hacia las manos y así resulta más fácil tomar un arma o golpear a un enemigo; el ritmo cardíaco se eleva y el aumento de hormonas como la adrenalina genera un ritmo de energía lo suficientemente fuerte para originar una acción vigorosa.

Cuando la emoción es de miedo, de acuerdo con el mismo autor, la sangre va a los músculos esqueléticos grandes, como los de las piernas y así resulta más fácil huir. El rostro queda pálido debido a que la sangre deja de circular por él, creando la sensación de que la sangre se hiela. Al mismo tiempo, el cuerpo se congela, aunque solo sea por un instante, tal vez permitiendo que el tiempo determine si esconderse sería un reacción más adecuada. Los circuitos de los centros emocionales del cerebro desencadenan un torrente de hormonas que pone al organismo en alerta general, haciendo que se prepare para la acción. Paralelamente, la atención se fija en la amenaza cercana, lo mejor para evaluar qué respuesta ofrecer.

Intuitivamente todos sabemos que cuando se trata de dar forma a nuestras decisiones y acciones, los sentimientos cuentan tanto como el pensamiento y a menudo más. Como señala Daniel Goleman, para bien o para mal, la inteligencia puede no tener la menor importancia cuando nos dominan las emociones.

Si deseas aprender a manejar y expresar adecuadamente tus emociones, el Programa de Coaching, una metodolgía práctica y efectiva de superación personal, es tu mejor alternativa.

Coach en Desarrollo Humano, certificado por la International Coach Federation (ICF), la International Society of Neuro-Semantics y el Thetahealing Institute of Knowledge.

No Comments :