Coaching para el Desarrollo Humano

La ilusión de ser conscientes

Como seres humanos, desde los griegos, nos hemos contado la historia de que somos conscientes de todo lo que hacemos; sin embargo, la existencia de las guerras, la contaminación del ambiente, el consumismo, el abuso de drogas, los problemas al interior de las familias o el creciente número de personas que no encuentran sentido a su existencia, parece indicarnos lo contrario. Admitir que no somos del todo conscientes, puede ser un significativo paso en nuestro desarrollo personal, que puede mejorar nuestros resultados y contribuir a generar una mejor sociedad.

Para explicar el funcionamiento de la mente consciente, me gustaría que recuerdes al director o gerente de alguna organización o empresa en la que trabajes o hayas trabajado. Si la organización o empresa funciona bien, ello se debe sin duda a que el Director o Gerente desempeña adecuadamente su función. ¿Pero qué significa que desempeñe adecuadamente su función? Estarás de acuerdo conmigo en que un buen director es aquel que dicta los lineamientos generales de trabajo, los objetivos y metas, decide sobre las propuestas que le son presentadas por su subordinados y evalúa y corrige el desempeño de la organización. En todo momento el Director tiene el control, pero es evidente que el grueso de la operación recae directamente en los subordinados. Y no podría ser de otra manera. Si el Director se involucrara en todos los detalles del trabajo, como llevar el control de entrada del personal, hablar con cada uno de los empleados, decidir la compra de lapiceros negros o azules, etc. no tendría tiempo para dirigir. El buen funcionamiento de una organización o empresa, es entonces el resultado del funcionamiento armónico entre el Director y el personal operativo, donde a este último le corresponde la mayor parte del trabajo. Al Director le interesan los resultados, pero los mecanismos para el logro de esos resultados, son responsabilidad del personal operativo.

Desarrollo Personal

Con nuestra mente ocurre algo similar. Tenemos por un lado una mente consciente que cumple la función del Director y una mente subconsciente que podríamos catalogar como el personal operativo. De estas dos mentes, la más poderosa es la mente subconsciente, pues es la responsable de la mayor parte de nuestro funcionamiento como seres vivos. Procesos como el latido del corazón, la circulación de la sangre, la respiración, el mantenimiento de la temperatura corporal, la reproducción celular e incluso la mayor parte de nuestros pensamientos, están completamente a cargo de la mente subconsciente. Adicionalmente, los estudios en el área de la Neurociencia revelan que nuestras acciones diarias como caminar, hablar, conducir un vehículo, hacer deporte, interpretar música, bailar, etc., dependen en un 95 % de la mente subconsciente y solo en un 5 % de la mente consciente. Sin embargo tenemos la sensación de que todo lo hacemos de manera consciente, de que tenemos el control de todo, de que sabemos lo que estamos haciendo. Pero eso es solo una ilusión.

Desarrollo Personal

Para decirlo en otras palabras, creemos que tenemos el control de todo lo que hacemos, cuando lo cierto es que biológicamente no tenemos los recursos para ello. Y esta es la razón profunda, de mucha de la infelicidad humana.

Hemos sido diseñados por la evolución o por una inteligencia superior, para funcionar mayormente en piloto automático y muy recientemente hemos sido dotados con una mente consciente, la cual en principio tiene la posibilidad de hacernos cambiar al modo manual.

Las funciones que ejecuta la mente subconsciente al igual que las funciones que ejecuta el personal de una organización o empresa, deben ser realizadas de manera perfecta y libres de error; sin embargo cuando la conciencia o el Director de una empresa intervienen en actividades que no les corresponden, ello puede dar origen a equivocaciones y errores. Para ser eficientes y efectivos, la mente subconsciente y el personal operativo requieren de cierto grado de libertad para funcionar.

Desarrollo Pesonal

Seguramente sabes lo que pasa cuando has intentado hacer de manera consciente acciones aparentemente sencillas como caminar, hablar, conducir un auto, bailar, conversar con alguien, tocar un instrumento musical o contestar un examen. Cuando la conciencia invade los terrenos del subconsciente, se generan un gran número de problemas. Y eso es lo que observamos en el mundo actual.

La conciencia es el logro evolutivo más reciente y más alto de los seres humanos, pero lamentablemente no hemos sabido cómo usarla. Por creer que todo lo sabemos y todo lo controlamos, hemos caído en nuestra propia trampa y el mundo actual es un fiel reflejo de ello. Si de verdad fuéramos conscientes, viviriamos literalmente en el paraíso.

La mente consciente tiene la capacidad de influir en la operación de la mente subconsciente, mediante la modificación de nuestras creencias más profundas y la adquisición de nuevos hábitos. En este proceso, las técnicas del Coaching Personal, son actualmente el mecanismo de desarrollo personal más poderoso que existe.

About the author

Juan Nabor Jiménez Merino Coach en Desarrollo Humano, certificado por la International Coach Federation (ICF) y por la International Society of Neuro-Semantics. Juan Nabor Jiménez Merino

Compartir en Redes Sociales

International Coach Federation
Coaching
Reporte GRATUITO
Mente subconsciente
Sesiones de Coaching en Puebla
Coaching Personal
El poder de una intención verdadera
Tus creencias crean la realidad
Naciste para algo especial
Las emociones importan
Las creencias y el Poder de creer
Mente consciente y subconsciente
La realidad se crea en la mente
Certificación en Coaching Multidim.
Coaching Personal

Coach ICF

Certificación en Coaching Essentials
Desarrollo Personal

Coaching

Certificación en PNL
Desarrollo Personal
Alberto Jiménez Merino
soy_AJM
PAGINAS DE INTERES
Validación

Valid XHTML 1.0 Transitional