Coaching para mejorar tu Vida

Joe Dispenza

Despertar a la vida con la superación personal.

Nuestro cerebro es un órgano extraordinario. Cuando de aprender algo se trata, solo es necesario prestar atención a la actividad que nos interesa y luego de una serie de repeticiones, nuestro cerebro la convierte en algo automático. De esta forma aprendimos a caminar, a vestirnos, a andar en bicicleta, las tablas de multiplicar y todos los conocimientos y habilidades que poseemos.

Una vez que hemos adquirido un conocimiento o habilidad, no se requiere prestar atención conciente para expresarlo o ejecutarlo, pues dicha atención resultaría contraproducente. Para ser ejecutado sin fallas, debe pasar a ser controlado por la mente subconsciente.

Actividades como andar en bicicleta, conducir un auto, tocar un instrumento, patinar, escribir a máquina y cualquier otra que se te ocurra, cuando ya han sido dominadas, no requieren de atención conciente e incluso, es posible realizar al mismo tiempo otra actividad, sin que la primera se vea afectada.

Desafortunadamente, esta extraordinaria cualidad del cerebro, que es muy útil cuando se trata de aprender habilidades, se convierte en algo desfavorable, cuando asimilamos comportamientos y actitudes, pues una vez que éstos han sido adquiridos e instalados en nuestras redes neuronales, se se activan de manera automática, en respuesta a los estímulos del ambiente. Cuando esto ocurre, en sentido estricto ya no estamos “pensando”.

De acuerdo con el Dr. Joe Dispenza, a menudo solo se necesita un pensamiento o un pequeño estímulo del entorno para iniciar un conjunto programado de respuestas y conductas. Cuando ese programa está en funcionamiento, nuestras acciones se tornan automáticas, rutinarias, y -lo más importante- inconscientes. Por ello, ya no tenemos que pensar concientemente con algun nivel de atención acerca de cómo actuar, cómo sentir, qué decir e incluso qué pensar. Nuestras respuestas parecen naturales y normales porque las hemos ensayado muy bien durante mucho tiempo.

Esta cualidad del cerebro, es la base de las campañas de publicidad, pues a fuerza de ver y escuchar día tras día la información sobre determinado producto, acabamos generando una respuesta automática e inconsciente que nos induce a comprarlo.

Las investigaciones del funcionamiento cerebral, indican que una persona promedio solo es plenamente conciente del 5 al 10 % de las actividades que realiza a diario, pues el resto son actividades o respuestas inconscientes. Por ello la pregunta es: ¿De qué nos hemos estado perdiendo?

Si deseas conocer más acerca del funcionamiento cerebral y como este conocimiento puede ayudarte en tu superación y desarrollo personal, para alcanzar una mejor calidad de vida, el Programa de Coaching es tu mejor alterntiva.

Es tiempo de despertar a la vida!

El cambio personal está a tu alcance

¿Como te sientes en este momento? ¿Te sientes cansado(a), indiferente, aburrido(a) o deprimido(a)? Si es tu caso, te invito a poner tu cuerpo firme, echar los hombros hacia atrás, respirar  tres veces profundamente, levantar la vista hacia el frente y caminar por la habitación con movimientos vigorosos. Te aseguro que tu estado de ánimo mejorará instantáneamente.

¿Tu estado de ánimo es de alegría? ¿Quieres saber cómo se pasa de la alegría a la depresión? Es muy sencillo, pero no te lo recomiendo. Solo es cuestión de dejar caer los hombros, dirigir la vista hacia abajo, respirar débil y superficialmente, y pensar en todas las cosas negativas que te han ocurrido en la vida.

¿Cómo es posible que podamos generar este tipo de respuestas diametralmente opuestas con sólo quererlo? La respuesta se encuentra en nuestros pensamientos, concientes o inconscientes, los cuales cambian instantáneamente al cuerpo.

El Dr. Joe Dispenza, menciona que el solo hecho de estar sentado(a) y leyendo, como en tu caso, genera en el cuerpo una gran cantidad de cambios dinámicos impulsados por tu último pensamiento, los cuales involucran al páncreas y las glándulas suprarrenales, que están segregando nuevas hormonas. Paralelamente, como una súbita tormenta eléctrica, distintas zonas de tu cerebro se vieron invadidas por una creciente corriente eléctrica, liberando una gran cantidad de neurotransmisores. Tu bazo y tu timo enviaron información al sistema inmune para efectuar algunas modificaciones y empezaron a fluir varios jugos gástricos diferentes. Tu hígado comenzó a procesar enzimas que no estaban presentes algunos minutos antes. Tu ritmo cardíaco varió, tus pulmones alteraron su volumen de entrada y salida de aire y el flujo sanguíneo hacia los vasos capilares en las manos y pies se modificó. Todo esto a partir de un solo pensamiento.

Si lo consideras detenidamente, es sorprendente darnos cuenta de que tan influyentes y extensos pueden ser los efectos de solo uno o dos pensamientos.

Teniendo claro esto, la siguiente pregunta importante es ¿De dónde provienen nuestros pensamientos habituales? La respuesta es: de las redes neuronales creadas por nuestro cerebro.

Las redes neuronales son el almacén de nuestra memoria y en ellas se encuentran escritas todas nuestras experiencias vitales, asi como las creencias que heredamos o aprendimos de nuestros padres y las enseñanzas o creencias de nuestros hermanos, amigos, maestros, vecinos, medios de comunicación, etc. A partir de esta información interpretamos y respondemos a los acontecimientos diarios y ella determina la efectividad o no de nuestros actos.

Lamentablemente una buena parte de las creencias almacenadas en nuestras redes neuronales ya son obsoletas, pues fueron adquiridas en nuestros primeros años de vida, en situaciones que ya no corresponden con la realidad actual, por lo que lejos de impulsarnos hacia el éxito, se han convertido en creencias limitantes.

Insistir en seguir utilizando nuestras viejas creencias, equivale a querer navegar hoy por Internet  utilizando la versión más antigua del Explorador; los resultados sin duda nunca serán los óptimos.

La buena noticia es que actualmente existen tecnologías para la superación personal, como el Programa de Coaching, que permiten detectar y eliminar nuestras creencias limitantes o perjudiciales y nos posibilitan generar mejores condiciones de vida, a través un cambio personal conciente y orientado hacia metas específicas.

El cambio personal es posible mediante el Coaching

Te has preguntado alguna vez ¿por qué nos aferramos a relaciones y trabajos que desde el punto de vista lógico ya no funcionan? ¿Por qué nos cuesta tanto modificarnos y cambiar nuestras condiciones de vida? ¿Existe algo dentro de nosotros que nos lleva a actuar de ese modo? Si las condiciones de nuestro trabajo nos desagradan tanto, ¿por qué no buscamos otro? Si hay algo de nuestra vida personal que nos produce sufrimiento, ¿por qué no lo cambiamos?

El Dr. Joe Dispenza, señala que elegimos permanecer en las mismas circunstancias porque nos convertimos en adictos al estado emocional que producen y a los químicos que provocan ese estado de ser. La razón de ello obedece en parte a cuestiones genéticas, pero una gran parte es debido a que las redes neuronales que hemos construido a través de nuestra experiencia de vida, limitan nuestra visión de lo posible. De esta forma, de acuerdo con Dispenza, igual que un rehén a bordo de un avión secuestrado, nos sentimos como si estuviéramos atados al asiento hacia un destino que no hemos elegido y no logramos ver todas las otras posibilidades que están alli, al alcance de la mano.

Para ejemplificar la forma en que nuestras redes neuronales nos impiden ver más allá de lo que estamos acostumbrados, intenta descubrir lo que representa la siguiente figura. La respuesta la encontrarás al final de esta nota.

Cambiar tiene que ver con volverse diferente. Implica modificar nuestra manera de pensar, lo que hacemos, lo que decimos, la forma en que actuamos y quienes estamos siendo. Para lograr esto, se requiere un acto intencional de voluntad y una situación lo suficientemente incómoda como para querer hacer las cosas de un modo diferente.

Para Steve Jobs, según reveló en su famoso discurso de 2005 en la Universidad de Stanford, la razón para cambiar le vino de una cita que leyó cuando tenía 17 años la cual decía “si vives cada día como si fuera el último, algún día tendrás razón”. Esa cita lo marcó y desde entonces, cada mañana se miraba en el espejo y se preguntaba ¿Si hoy fuese el último día de mi vida, querría hacer lo que voy a hacer hoy? y si la respuesta era no, durante demasiados días seguidos, sabía que necesitaba cambiar algo.

El cambio es posible y se basa en la capacidad natural del cerebro conocida como Neuroplasticidad que es la capacidad de reconectar y crear nuevas redes neuronales a cualquier edad. Para ejemplificar esto te pido que veas la imagen que aparece a continuación y luego veas nuevamente la primera figura. Si ahora ves al dálmata en las dos figuras, significa que tus redes neuronales han cambiado para siempre.

Salir de un hábito de pensamiento, acción, sensación, sentimiento, percepción o conducta, es lo que nos permite ver al mundo y a nosotros mismos de una manera diferente.

Las sesiones de Coaching para el Desarrollo Personal, se basan en la Neuroplasticidad del cerebro y son actualmente la herramienta más práctica y efectiva para el cambio personal.

Si te resulta útil y puedes hacerlo
Si te ha resultado de utilidad y puedes, contribuye para el mantenimiento de este sito web. Gracias!


Desarrollo Humano

Conecta con tu esencia
Coaching

El Coaching Personal es una poderosa técnica de Desarrollo Humano

 

¿Eres víctima o responsable?

Las emociones importan
Las creencias y el Poder de creer
Certificación en Coaching Multidim.
Coaching Personal

Coach ICF

Alberto Jiménez Merino
soy_AJM
Calendario
enero 2018
D L M X J V S
« Nov    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031