Coaching para mejorar tu Vida

coaching personal

Despertar al Gigante interior

Hay un poder ilimitado y una inteligencia infinita dentro de cada ser humano. Este poder y esta inteligencia es la que hace posible, entre otras cosas, que nos mantengamos con vida. Imagina por un momento qué sería de ti o de mi si tuviéramos que ocuparnos de forma consciente de hacer circular la sangre, respirar, reproducir nuestras células, digerir los alimentos, mirar, articular palabras, comprender el idioma, mantener la temperatura de nuestro cuerpo, etc.; simplemente en pocos segundos o minutos estariamos muertos. Este poder y esta inteligencia infinita son también los responsables de nuestra felicidad o infelicidad, de nuestra riqueza o pobreza de nuestro éxito o fracaso, de la salud o enfermedad, de elevarnos por encima de las circunstancias o hacernos caer, aun teniendo las mejores condiciones. Utilizados de manera positiva, son por así decirlo, lo que permite nuestra superación personal.

Comprender donde están y cómo funcionan ese poder y esa inteligencia infinita, puede permitirnos transformar nuestra vida entera, modificando directamente las causas y no las condiciones externas como normalmente se intenta. Ese poder y esa inteligencia infinita, residen en lo más profundo de nuestra mente subconsciente y no es algo que se deba adquirir, es algo con lo que todo ser humano viene equipado desde el momento en que la vida se manifestó en nosotros.

Superacion personal

Despertar al gigante

Joseph Murphy  en su libro “El poder de su mente subconsciente” da un ejemplo del poder y la inteligencia infinita que reside en el subconsciente. Menciona que una vez Enrico Caruso, el gran tenor italiano, fue golpeado por el pánico escénico. Dijo que su garganta estaba paralizada debido a los espasmos causados por el miedo intenso, lo cual contrajo los músculos de su garganta. El sudor cayó a mares por su cara. Él estaba avergonzado porque en pocos minutos tenía que salir al escenario, pero temblaba de miedo y trepidación. Él dijo, “se reirán de mí. No puedo cantar.” Luego gritó en presencia de todos detrás del escenario, “El Pequeño Yo quiere estrangular al Gran Yo interno.” Él le dijo al Pequeño Yo, “¡Fuera de aquí!, el Gran Yo quiere cantar a través de mí.” ¡Por Gran Yo, él quiso decir la sabiduría y el poder ilimitado de su mente subconsciente, y comenzó a gritar, “Sal fuera de aquí, el Gran Yo va a cantar!”. Su mente subconsciente respondió liberando las fuerzas vitales dentro de él. Cuando la llamada vino, él salió al escenario y cantó gloriosa y majestuosamente, cautivando a la audiencia.

En otras palabras, el acceso al poder y a la inteligencia infinita de nuestra mente subconsciente, es a través de los pensamientos y las palabras que nos decimos de manera consciente. Tomar conciencia de lo que pensamos en lo profundo de nuestra mente y de lo que nos decimos de manera cotidiana, es lo que construye nuestros resultados en la vida. Ocuparnos de modificar las cosas externas, en nada cambiará nuestra vida. En la actualidad existen técnicas como el Coaching personal que permiten entrenar a la mente consciente para ser más eficaz en su interacción con la mente subconsciente. Es literalmente una llave para acceder al subconsciente y despertar al Gigante interior.

La fuerza de los hábitos

Por increíble que parezca, lo cierto es que de acuerdo con investigaciones en Neurociencia, nuestro comportamiento es el resultado de motivaciones que en su mayor parte desconocemos. Más del 95 % de nuestras acciones diarias ocurren sin la participación de la conciencia. Tomar esto en cuenta y actuar en consecuencia, puede contribuir a nuestra superación personal al permitirnos un mayor control sobre nuestra vida.

Al comenzar el día, la mayor parte de las personas salimos de la cama en automático, con solo escuchar el despertador o la alarma que nos indica que es hora de levantarnos. Al entrar al baño y mientras estamos bajo la regadera, estamos pensando en lo que tendremos que hacer durante el día, sin apenas ser conscientes de la caída del agua y el contacto del jabón sobre nuestro cuerpo. Durante el desayuno mientras conversamos con nuestra esposa o nuestros hijos, es muy probable que no seamos conscientes del sabor del café, el cereal o los huevos con tocino, apurados como estamos por salir a tiempo para el trabajo. Al abordar el automóvil, giramos la llave de encendido, hacemos los cambios de velocidad correspondientes, giramos el volante y pisamos el acelerador, todo ello sin detenernos a pensar de manera consciente lo que hay que hacer. Mientras conducimos por la calle, la luz roja del semáforo nos indica que debemos hacer alto y nuestros pies y manos se mueven para detener el auto, sin preguntarnos qué va primero y que va después, el hecho es que cuando nos damos cuenta el auto se ha detenido. Al llegar al trabajo saludamos al vigilante de la misma forma en que lo hacemos todos los días y cuando nos encontramos con nuestros compañeros es muy probable que nuestro saludo sea muy similar al de todos los días. Y así podríamos continuar la historia, hasta volver a empezar.

Tomar riesgos

La mayor parte de lo que hacemos es el resultado de hábitos que hemos adquirido a lo largo de nuestra vida, varios de los cuales más vale que los dejemos tal y como están. Por ejemplo, tratar de conducir un auto de manera consciente sería riesgoso ya que podríamos provocar un accidente. Un músico, un deportista, un actor, un conductor de televisión o cualquier experto en determinada disciplina, si trata de realizar su actividad de manera consciente, obtendría resultados desastrosos.

Pero entonces… ¿dónde está el inconveniente de funcionar de manera automática? El inconveniente está en que la mayoría de los hábitos son invisibles a nuestra conciencia, por lo que no sabemos que algunos de ellos están operando en nuestra contra. Por ejemplo, podemos tener el hábito de consumir alcohol o tabaco en exceso sin darnos cuenta de ello. Podemos tener el hábito de enojarnos con facilidad, ser poco amables con las personas, ser impuntuales, comer en exceso, gastar el dinero de manera desordenada, no cumplir nuestras promesas, no saber poner límites, hablar demasiado y no escuchar a las personas, etc.

Tenemos hábitos positivos y negativos; los positivos expanden nuestra vida pero en cambio, los negativos nos llevan a resultados que no deseamos. La clave entonces está en aumentar los hábitos positivos y eliminar los hábitos negativos. El Coaching Personal, es una eficaz herramienta de aprendizaje, que permite identificar y modificar los hábitos negativos, lo que contribuye a mejorar la calidad de vida de las personas.

La ilusión de la conciencia

Para hablarte del Coaching y la superación personal, déjame decirte que si piensas por un momento en la forma en que miras, respiras, escuchas, hablas y caminas, te darás cuenta que todas estas acciones las realizas con facilidad, casi sin darte cuenta, sin que tengas que hacer un esfuerzo consciente. Ello se debe a que todas estas acciones están controladas por la mente subconsciente, por más que tengamos la ilusión de que las hacemos con conciencia.

Pero no solo estas acciones están controladas por la mente subconsciente, de hecho toda la realidad que percibimos está siendo creada de manera automática por nuestra mente subconsciente, sin la intervención de la mente consciente. De acuerdo con estudios en el área de la Neurociencia, se sabe que no somos conscientes de nuestras percepciones sino hasta después de 500 milisegundos. Es decir llevamos un retraso de medio segundo con respecto a lo que está ocurriendo. ¿A qué se debe este retraso?

Coaching Personal

500 milisegundos es el tiempo que le lleva a nuestra mente subconsciente procesar la información que llega del exterior a través de nuestros sentidos, lo que implica un filtrado de la misma, descartando lo que no es relevante, completar la información faltante y finalmente crear una percepción coherente que es enviada a la conciencia. En todo este proceso, como es evidente, la conciencia no tiene participación. ¿Entonces quién está decidiendo lo que percibimos? ¿Con base en qué criterios la mente subconsciente, crea nuestro mundo?

La realidad que percibimos es el resultado de nuestras creencias más profundas. A partir de ellas, la mente subconsciente está tomando decisiones y nos presenta una realidad que es coherente con dichas creencias. Pero en sentido estricto, lo que observamos no es la realidad, sino una interpretación de la misma.

Lo anterior implica que sólo vemos aquello que nuestras creencias nos permiten ver. Si creemos que el mundo es un lugar hostil, que la vida es difícil, que la gente no te ayuda, que no hay trabajo, que no hay oportunidades, eso es lo que tu mente te presentará como tu realidad. En cambio, si creemos lo opuesto, es decir, que el mundo es un lugar maravilloso, que la vida es fácil, que siempre hay gente dispuesta a apoyarte, que hay mucha opciones de trabajo y oportunidades, eso es lo que tu mente te mostrará.

Pues bien me dirás, ahora comenzaré a pensar en positivo y ya está. Bueno, lamento desilusionarte, pero eso no funciona así. No importa lo que pienses de manera consciente. Lo que importa es lo que piensas a nivel subconsciente, en lo más profundo de tu mente.

Coaching Personal

Una nueva creencia puede modificar nuestra percepción de la realidad, pero para ello es necesario que se incruste en el subconsciente. La condición para que esto ocurra, es que la nueva creencia esté en armonía con el resto de nuestras creencias. Ello implica en algunos casos, cambiar o modificar aquellas creencias que podrían anular la nueva creencia. No existe otro camino.

Las acciones que realizamos a la perfección o con profesionalismo, son las que realizamos sin la intervención de la conciencia, por ejemplo, conducir un auto, hablar en público, hacer negocios, vender, jugar futbol, nadar, patinar, comer, beber, respirar, tocar un instrumento, bailar, hablar, caminar, etc. Cualquier intento por realizar estas acciones de manera consciente, resulta contraproducente.

La mayor parte de nuestra vida transcurre de manera subconsciente. Muchas de las decisiones que tomamos a diario no son conscientes, sino el resultado de las creencias que albergamos en lo más profundo de nuestra mente, las cuales en cierta medida son producto del azar. Esta manera de funcionar es la responsable de muchas insatisfacciones.

Hacerse cargo de nuestra vida implica tomar conciencia de nuestras creencias más profundas, revisar su validez y en su caso, modificar o cambiar aquellas que ya no resultan útiles. De esta forma, podremos conducir nuestra vida hacia donde realmente queremos. En este proceso, las sesiones de coaching personal (coaching de vida o life coaching), son la herramienta de aprendizaje más efectiva que existe.

¿Qué hay detrás del color del vestido?

En días recientes, una sencilla pregunta hizo muy evidente para millones de personas uno de los principios del Coaching y la Superación Personal: “No sabemos cómo son las cosas, sólo sabemos cómo las observamos o cómo las interpretamos. Vivimos en mundos interpretativos

La pregunta en cuestión fue posteada por la cantante escocesa Caitlin McNeill en su cuenta de Tumblr: “Por favor ayúdenme, ¿es este vestido blanco y dorado, o azul y negro? mis amigos y yo no podemos ponernos de acuerdo ¡y estamos volviéndonos locos!”.

Superacion Personal

Una encuesta en el sitio www.buzzfeed.com, realizada entre 223,200 personas arrojó un resultado de 167,600 a favor de los colores blanco con dorado y 55,600 a favor de los colores azul con negro, lo que resulta asombroso considerando que la tienda www.amazon.co.uk tiene a la venta este vestido, indicando que es azul con negro.

¿Quién tiene la verdad?

Este es precisamente el aspecto relevante de este evento. El hecho de que la mayoría de los encuestados (75 %), haya estado a favor del color blanco con dorado, no es garantía de que éste sea el color verdadero, puesto que los vendedores dicen lo contrario. ¿Qué es entonces lo que ocurre?

Lo que ocurre es que no existen observaciones objetivas. Toda observación es siempre subjetiva, es decir depende del observador, lo que implica tomar en cuenta su constitución biológica, su estado emocional y su historia de vida. En consecuencia, no podemos saber cuál es el color “real” del vestido, lo único que podemos saber es como lo observamos o cómo lo interpretamos.

Si las observaciones tanto de los que dicen que el vestido es blanco con dorado como de los que dicen que es azul con negro son subjetivas, ¿quién de ellos podría atribuirse la posesión de la verdad? Es claro que ninguno. Consecuentemente podemos concluir que tanto el color blanco con dorado como el color azul con negro son igualmente válidos.

En nuestra vida diaria, al igual que en el caso del color del vestido, ocurre lo mismo en todas las actividades que realizamos. Cada ser humano que habita este planeta, tiene su propia percepción de la realidad, lo que se sintetiza en el dicho popular que dice que “cada cabeza es un mundo”. Lo que es bueno para mi, no necesariamente es bueno para otros. Lo que para mi es belleza para otros puede ser fealdad. Lo que para mi es alegre, para otros puede ser aburrido.

Visto desde esta perspectiva, ¿quién puede atribuirse la posesión de la verdad?

Admitir que no somos dueños de la verdad, puede generar una mejor sociedad, en donde el respeto hacia las opiniones y puntos de vista de otros, sea la norma. Este sería un buen camino para la superación personal.

Desconectar el piloto automático

¿Te ha ocurrido alguna vez, que estas buscando algo y de repente te das cuenta que lo traes puesto o lo tienes en la mano? Si respondiste si, debes saber que no eres la única persona a la que le ha ocurrido y que por supuesto, eso nada tiene que ver con la inteligencia; con lo que sí tiene que ver, es con la forma en que funcionamos normalmente. Comprender este proceso, puede contribuir a tu superación personal y permitirte mejorar tu calidad de vida.

Es conocido que los procesos naturales se realizan siempre con el menor gasto de energía. Un árbol crece, un río fluye, las aves vuelan, etc., siempre de una forma fácil y sencilla. Los seres humanos, al formar parte de la naturaleza funcionamos también de la misma forma.

Para permitirnos funcionar eficientemente, la mayoría de los procesos que nos mantienen vivos, funcionan de manera automática e invisible a nuestra consciencia. Procesos como la respiración, el latir del corazón, la circulación de la sangre, la digestión y la división celular, por mencionar solo algunos, ocurren al 100 % sin la intervención de nuestra consciencia. De la misma forma, acciones como el caminar, conducir un auto, hablar, escuchar, mirar, oler, sentir, saborear y hasta pensar, ocurren en más del 95 % de forma automática e invisible a nuestra consciencia.

Superacion Personal

Si tuviéramos que ocuparnos conscientemente de nuestros procesos vitales y además realizar nuestras acciones cotidianas como hablar, caminar o trabajar, con toda seguridad no viviríamos más de un minuto, por toda la complejidad que ello implica. Por esta razón, la naturaleza, la mente Universal, Dios o como tu quieras llamarle, nos ha dotado con una mente subconsciente, que se ocupa de la mayor parte de nuestro funcionamiento, en un modo que podríamos llamar piloto automático y por otra parte, nos ha dotado con una mente consciente, que nos permite aprender y de esta forma, influir en la mente subconsciente, que es donde reside el mayor poder.

En la mente consciente reside la posibilidad del libre albedrío, pero esta posibilidad se ve limitada cuando funcionamos al 100 % en piloto automático, como ocurre en situaciones de miedo o estrés, cuando realizamos trabajos monótonos, cuando estamos enojados, cuando vivimos en el pasado, cuando estamos preocupados por el futuro, cuando nos sentimos víctimas de las circunstancias, cuando nuestra autoestima es baja, cuando estamos bajo el efecto de drogas, etc.

Lamentarnos por lo que ocurrió en el pasado, preocuparnos excesivamente por el futuro, hacer actividades que no disfrutamos o sentirnos víctimas, es malgastar el reducido potencial de nuestra mente consciente (5% o menos), lo que nos hace vivir al 100 % en piloto automático. Hacer lo opuesto, implica hacernos cargo de nuestra vida y con esto, abrir la posibilidad para crear nuestro destino.

Para quienes han decidido liberar todo el potencial que llevan dentro y hacerse cargo de crear la vida que quieren y merecen, el Coaching, es la herramienta más poderosa, para lograr esa superación personal.

El Coaching personal logra generar cambios instantáneos a nivel del subconsciente, mediante un nuevo tipo de aprendizaje, que modifica no sólo los comportamientos que mostramos, sino al tipo de observador que somos. En este proceso, se logra una reprogramación del subconsciente, que es quien genera la mayoría de nuestros resultados. Para ello se utilizan técnicas de PNL, Terapia Gestalt y Ontología del lenguaje.

¿Escaparás a tu destino?

A menos que tomes conciencia de ello y hagas algo al respecto, lo cierto es que la versión más probable de tu vida, fue escrita hace algunos años atrás. Cuando digo esto no hablo en sentido metafórico, sino en sentido literal. Cada uno de nosotros lleva dentro de si las líneas de código que conformarán lo que será nuestro destino, para cada uno de los aspectos de la vida.

A partir de la información que llevamos dentro, la mente crea nuestra realidad y, en consecuencia, nuestro destino, independientemente de que estemos conscientes de ello o no; para hacerlo, utiliza la información que está almacenada en nuestro cerebro en forma de creencias y de experiencias que hemos tenido; adicionalmente, también utiliza las creencias y experiencias que tuvieron nuestros ancestros lejanos y que nos fueron transmitidas a través de la herencia genética de nuestros padres, así como las creencias y comportamientos que adquirimos de estos últimos. Dado que el código genético o ADN que nos conforma se ha mantenido vivo desde hace millones de años, la cadena de transmisión de información nunca se ha interrumpido, por lo que muchos comportamientos o actitudes que hoy tenemos, han llegado a nosotros desde ancestros que vivieron hace muchos años atrás.

El poder para crear nuestro destino reside en la mente subconsciente la cual es como una caja negra a la que normalmente no tenemos acceso. A pesar de ello, es posible conocer en parte el contenido del subconsciente, ya que este se manifiesta a través de nuestro comportamiento diario. Para conocer más a fondo este contenido, se requiere utilizar técnicas de psicoterapia y de coaching personal

Hasta antes de tomar conciencia de ello, la programación de nuestra mente, en su mayor parte, no depende de nosotros sino de nuestros padres y ancestros lejanos, quienes a su vez fueron programados por sus padres y ancestros lejanos. A partir de esa información, la mente subconsciente está creando nuestro destino, debido a que las decisiones y comportamientos que tenemos a diario son inconscientes en un 99 %.

De lo anterior, se desprende que, con mucha frecuencia, el destino de una persona ha sido establecido por otros. Para crear nuestro propio destino, es necesario tomar consciencia de nuestras creencias, revisar su validez, desechar las que no sean válidas e incorporar otras nuevas y poderosas. Sólo entonces estaremos realmente teniendo libre albedrío y podremos escapar de nuestro destino.

¿Tu vida va en control manual o en piloto automático?

¡Descubrelo aquí!

La respuesta a esta pregunta tiene que ver con quién toma las decisiones, desde las más irrelevantes hasta las más trascendentes de tu vida, las cuales en conjunto determinan los resultados que obtienes y están estrechamente relacionadas con la superación personal.

Aunque a primera vista la respuesta parece sencilla, lo cierto es que no lo es. Para poder responder, es conveniente saber que el 100 % de nuestras experiencias vitales son procesadas por el cerebro, a partir del cual se genera la mente subconsciente y la mente consciente.

La mente subconsciente no se detiene nunca, ya sea que estemos dormidos o despiertos a diferencia de la mente consciente la cual sólo opera en el estado de vigilia. Esta operación sin embargo, es sólo potencial puesto que la mente consciente puede desconectarse cuando realizamos acciones repetitivas y monótonas, cuando estamos aburridos, cuando vivimos con miedo o estrés y con la ingestión de alcohol u otras drogas, por mencionar algunos casos. En estas condiciones, el control de nuestro cuerpo y nuestra vida pasa totalmente a nuestra mente subconsciente, quien se encarga de tomar las decisiones sin que nos demos cuenta. Decisiones como el tipo de personas con las que nos relacionamos, nuestra forma de vestir, los alimentos que ingerimos, el trabajo al que nos dedicamos, la música que escuchamos, la forma en que tratamos a los demás, etc., etc., con mucha frecuencia son decisiones que se toman de manera automática, debido a que se han convertido en hábitos, los cuales por definición son automáticos.

Superacion Personal

La mente consciente está relacionada con el Yo y constituye la más reciente adquisición en el proceso evolutivo del ser humano. Esta mente es la que nos permite experimentar nuestra individualidad, interactuar con el entorno, monitorear el estado del cuerpo y percibir el paso del tiempo; además, cuando trabaja de manera armónica con la mente subconsciente, es la que nos permite experimentar el libre albedrío.

Aun cuando normalmente lo damos como un hecho, tener libre albedrío es solo una posibilidad, pues para experimentarlo realmente es necesario limpiar y reeducar nuestra mente con nuevos hábitos de pensamiento, los cuales pueden adquirirse con la meditación, el yoga, los cursos de superación y las sesiones de coaching personal.

Vivir de forma consciente

Para comprender la importancia de la superación personal en la vida cotidiana, es bueno saber que nuestra mente consciente solo es capaz de procesar 50 bits de información por segundo, la cual es una cantidad demasiado pequeña, comparada con los 11 millones de bits de información que procesa nuestra mente subconsciente a cada segundo.

50 bits de información por segundo es aproximadamente lo que nuestro cerebro procesa cuando leemos en voz alta, lo que significa que al realizar esta actividad habremos acabado con nuestro “ancho de banda” y no podremos realizar otra actividad consciente de manera simultánea.

Por si nuestra capacidad de procesamiento consciente no fuera de por sí escasa, hay que agregar que normalmente la utilizamos segundo a segundo, para conocer el estado de nuestro cuerpo, responder a los estímulos del ambiente y tener noción del transcurrir del tiempo, lo que nos deja realmente muy poco margen para funcionar de manera consciente.

Debido a que la relación entre lo que procesamos conscientemente y lo que procesamos subconscientemente, tiene bases biológicas y no es previsible que cambie durante los próximos años, la única posibilidad que tenemos de funcionar cada vez más de forma consciente, es liberando nuestra mente de actividades o acciones que no son prioritarias. Entre estas actividades se encuentra nuestro hábito de vivir en el pasado, recordando y lamentandonos de cosas que ya sucedieron y que no podemos cambiar o bien, vivir en el futuro, preocupándonos por cosas que quizá nunca sucederán.

De esta forma, la función de los programas de desarrollo personal, coaching personal, desarrollo humano, despertar de la conciencia, cambio personal o como sea que se les llame, consiste en aumentar nuestra capacidad de procesamiento consciente. Para este propósito, una de las principales acciones es aprender a vivir en el ahora o en el presente.

Vivir en el ahora implica dejar ir todas aquellas creencias o recuerdos que nos limitan, implica dejar de juzgar y sobre todo implica vivir de forma creativa y consciente, haciendo que las cosas sucedan en lugar de que las cosas nos sucedan.

Las herramientas para lograr este cambio, ya existen; el Programa de Coaching es sin duda la más práctica y efectiva.

Las respuestas para tu Superación Personal, están en ti

Si deseas trabajar en tu superación personal, quizá te interese saber que los resultados que actualmente tienes en todas las áreas de tu vida, están siendo generados por procesos mentales automáticos, que se han configurado a partir de tu experiencia. Si consideras que estos resultados no son los que te mereces y deseas generar algo distinto, las sesiones de Coaching Personal, son tu mejor alternativa.

Al participar en nuestras sesiones, comprenderás el impacto que tiene en tu vida aquello que piensas y cómo sin darte cuenta, vas construyendo en torno tuyo una serie de barreras, que te impiden alcanzar lo que deseas en la vida. Estas barreras no existen en la realidad, solo existen en tu mente, pero llega un momento en el que ya no es posible ver la diferencia. Si esto te ha ocurrido, es posible que con frecuencia tiendas a justificarte o a culpar a otros por tu situación y es posible también que tu vida haya dejado de tener la armonía, el brillo y el color que tenía cuando eras niño.

La diferencia entre tu vida actual y la de tu niñez, tiene que ver con las cualidades personales que tenías cuando eras niño. En ese entonces, expresabas tus emociones con total libertad, por lo que la alegría, el amor, la confianza, la espontaneidad y la decisión, eran cosas de todos los días.

Recuperar o reforzar las cualidades que alguna vez tuviste, es la condición necesaria para mejorar tu vida, pero nadie puede hacerlo por ti. Solo tú conoces lo que te hace falta y nadie más que tú puede hacer los cambios que requieras.

Todas las respuestas están dentro de ti. Nuestra función en las sesiones de Coaching, consiste en darte herramientas y apoyarte, para que te hagas las preguntas correctas. Para este propósito utilizamos técnicas de la Programación Neurolingüística (PNL), la Terapia Gestalt y la Ontología del Lenguaje.

La superación personal y el lóbulo frontal.

Los procesos que realiza nuestro cerebro, si bien son infinitamente superiores, son muy parecidos a los que realiza una computadora. Al igual que ésta, nuestro cerebro requiere de programas, sin los cuales sería imposible generar respuestas exitosas, ante los eventos a los que estamos expuestos cada día.

Tenemos un programa para cada una de las cosas que hacemos a diario, desde que nos levantamos por la mañana hasta que nos acostamos por la noche. Incluso más allá de estas cosas que hacemos de manera parcialmente conciente, tenemos un programa para cada una de las actividades que nuestro cuerpo ejecuta de manera totalmente inconsciente. Entre estas, se encuentra la respiración, el latir del corazón, la circulación de la sangre, la división celular, la digestión, nuestra respuesta ante el peligro y el combate de los agentes infecciosos, por mencionar algunas; todas ellas, bajo el control de estructuras profundas de nuestro cerebro.

cerebro y computadora

Requerimos programas para todo,  incluso para cosas aparentemente tan sencillas como atarnos el cordón de los zapatos, la cual sin embargo, para alguien no familiarizado con esto, como un niño pequeño, resultaría una tarea casi imposible. En actividades más complejas, como fabricar un teléfono celular, conducir un auto o pilotear un avión, es muy evidente que se requiere contar con el programa adecuado, para asegurar el éxito en dichas actividades.

Cuando de nuestro equipo de cómputo se trata, para asegurar su correcto funcionamiento, seguimos algunas recomendaciones básicas. Entre otras cosas, tenemos cuidado al seleccionar el tipo de programas que le serán cargados y sobre todo, quien hará la carga de dichos programas. Así también, para evitar algún posible daño a nuestros programas, tenemos cuidado de incluir también un programa antivirus. Una vez que nuestra computadora cuenta con los programas necesarios, procedemos a su utilización teniendo muy en claro que ésta solo será capaz de realizar tareas para las cuales tenga los programas adecuados; es decir, no esperaríamos que pudiera ejecutar edición de video o reproducir música, si antes no hemos cargado el programa correspondiente.

Por extrañas razones y aunque es evidente que nuestro cerebro es mucho más importante que una computadora, cuando de asegurar su correcto funcionamiento se trata, seguimos muy pocas o ninguna recomendación para su cuidado. En principio, recibimos información o programas de todo tipo a través de  familiares, amigos, maestros, medios de comunicación o cualquier persona con la que entremos en comunicación. De esta forma, somos permanentemente bombardeados por campañas de publicidad que estimulan nuestros temores e inseguridades para hacernos comprar los productos que promocionan. Así también, a través de la convivencia con familiares, amigos y maestros; los programas de radio y televisión, los noticieros, periódicos o revistas, somos inducidos a ver el mundo desde el punto de vista de los demás, con muy poca participación de nuestra parte. A diferencia de una computadora, frecuentemente queremos llegar a ser exitosos sin tener los programas adecuados.

Afortunadamente, cuando alguien decide buscar sus propias respuestas y elegir de forma deliberada su propia forma de ver el mundo y de vivir, o en otras palabras, cuando decide buscar su superación personal, existen las vías para dicho cambio. La principal herramienta de cambio con que cuenta todo ser humano es el lóbulo frontal, una estructura que abarca cerca del 40 % de nuestra corteza cerebral y que cuando es deliberadamente activada y ejercitada, nos permite acceder al potencial ilimitado de nuestra mente.

A través del Programa de Coaching para la superación personal, mediante técnicas de pnl, motivación, terapia gestalt y ontología del lenguaje, es posible activar y ejercitar nuestro lóbulo frontal,  para generar nuevos resultados en nuestra vida. Este programa funciona también como una especie de antivirus, para evitar que seamos contaminados por la programación negativa del exterior.

Si te resulta útil y puedes hacerlo
Si te ha resultado de utilidad y puedes, contribuye para el mantenimiento de este sito web. Gracias!


Conecta con tu esencia

Coaching

El Coaching Personal es una poderosa técnica de Desarrollo Humano

 

Sesiones de Coaching en Puebla
Coaching Personal
Las emociones importan
Las creencias y el Poder de creer
Certificación en Coaching Multidim.
Coaching Personal

Coach ICF

Alberto Jiménez Merino
soy_AJM
Calendario
noviembre 2017
D L M X J V S
« May    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930