Desarrollo Personal

Coaching para el Desarrollo Humano

Qué significa abrazar de verdad

Virginia Satir la famosa terapeuta familiar estadounidense, decía que “necesitamos cuatro abrazos diarios, para sobrevivir, ocho abrazos para mantenernos y doce abrazos para crecer”. Por su parte el neurocientífico Paul Zak, recomienda que para tener una vida feliz y que el mundo sea un mejor lugar se necesitan al menos 8 abrazos diarios. Sin embargo, para que el abrazo genere todos sus beneficios terapéuticos, como los de reducir el estrés y la ansiedad y fortalecer el sistema inmunológico, entre otros, no solo se trata de prestar atención a la cantidad, sino a la calidad.

No todos los abrazos tienen la misma calidad. Existen desde los abrazos dados en automático con apenas un leve contacto, hasta los abrazos profundamente sentidos. Vale decir que los primeros no tienen el menor impacto terapéutico ni emocional y en sentido estricto no son abrazos. Para que un abrazo se considere como tal se requiere que haya contacto físico de la parte superior del cuerpo, por al menos 6 segundos. Para que esto ocurra, se requiere que haya respeto, aceptación y contención hacia la otra persona, Estos ingredientes hacen que el abrazo sea sincero o de verdad.

Desarrollo Personal

Un abrazo sincero permite conectar con el otro y genera la liberación de oxitocina (la hormona del amor), así como de serotonina y dopamina, hormonas involucradas en la sensación de bienestar, armonía y plenitud. De estas hormonas, quizá la de mayor importancia es la oxitocina, ya que las investigaciones científicas, han revelado que es la responsable de la generosidad y la empatía en general, el establecimiento de vínculos fuertes entre padres e hijos, la elección de pareja y la fidelidad.

Abrazar entonces no es una cuestión menor; es una poderosa herramienta con la que todos contamos para ser y para hacer felices a otros. Es un mecanismo para la producción de hormonas del bienestar con sólo quererlo. Es el mecanismo que nos conecta con los demás y nos hace recordar que no estamos solos, que somos parte de algo mucho más grande.

Si hasta ahora no tienes el hábito de abrazar de verdad, quizá sea un buen momento para comenzar a hacerlo.  Tú serás la primera beneficiada o beneficiado, en seguida lo serán tus hijos, hermanos, pareja, padres o amigos. ¡Es tiempo de crear un mundo mejor!

¡¡Abraza!! pero… ¡¡abraza de verdad!!

Importancia de abrazar y ser abrazado

El abrazo es una de las necesidades humanas más importantes en nuestra interacción con  los demás. Es de tal importancia que si un bebé no es abrazado podría morir. Pero no solo los bebés…, los niños, los jóvenes y las personas adultas necesitan también de este contacto físico, sin el cual se genera una sensación de estar desconectados o aislados del mundo, que puede dar origen a estados depresivos u otras enfermedades. Al ser abrazados tenemos la sensación de pertenecer a algo más grande y esto genera confianza, amor y armonía interior. Su práctica continua permite establecer vínculos permanentes entre los seres humanos. Un abrazo a tus hijos es de tal importancia en su desarrollo, que será recordado y vale mucho más que cualquier cosa material que puedas darles.

Coachign Personal

El abrazo tiene un sinnúmero de efectos positivos sobre el organismo, destacando los siguientes:

1.- Reduce el estrés y la ansiedad

Los abrazos y el contacto físico en general, disminuyen  la producción de cortisol, que es responsable del estrés y favorecen la producción de serotonina y dopamina, responsables de la sensación de bienestar y tranquilidad.

2.- Reduce la presión arterial.

El abrazo provoca la liberación de oxitocina que activa  un tipo de receptores de la piel llamados Corpúsculos de Pacini, encargados de reducir la presión arterial.

3.- Mejora el sistema inmunológico.

Al recibir o dar un abrazo nuestro sistema inmunológico se activa y favorece la producción de glóbulos blancos, responsables de combatir enfermedades.

4.- Reduce el riesgo de padecer demencia.

Los abrazos nos estimulan, nos dan tranquilidad y equilibran nuestro sistema nervioso; por esta razón, los abrazos desde temprana edad reducen el riesgo de padecer demencia.

5.- Rejuvenece el cuerpo.

Cuando abrazamos se estimula el proceso de transportación del oxígeno a los tejidos y gracias a esto,  nuestro cuerpo prolonga la vida plena de las células retardando el envejecimiento.

Desarrollo Personal

Pero si el abrazo es tan importante y genera tantos efectos positivos, ¿porque no es una práctica habitual y generalizada? Por increíble que parezca un alto porcentaje de la población teme ser abrazado o no puede abrazar, debido a una serie de creencias erróneas y obsoletas, arraigadas en el inconsciente colectivo, como las siguientes:

  • Mis padres nunca me abrazaron lo que significa que así deben ser las cosas.
  • Abrazar a una persona es muestra de interés sexual.
  • Está mal visto que los hombres se abracen.
  • Necesitar un abrazo es muestra de debilidad.

Vale decir que estas y otras creencias en contra del abrazo no tienen sustento y al contrario, el abrazo y el contacto físico en general, son una necesidad biológica de todo ser humano. Ignorar esta necesidad, puede traernos graves consecuencias.

Por todo lo antes dicho, si no tienes la costumbre de abrazar, te invito a que generes ese nuevo hábito. Te invito a que te conectes con el mundo, que te des cuenta que formas parte de algo mucho más grande que tú y descubras los beneficios que ello traerá para ti. Si tienes dificultad para desarrollar este nuevo hábito, te importará saber que existen técnicas de Desarrollo humano, como el Coaching Personal, que pueden facilitarte el proceso.

Abraza a tus padres, tus hermanos y hermanas, tus compañeros, tus amigos y amigas. Abraza a quien tu quieras…  ¡¡pero por favor, abraza siempre!!

¿Te consideras buen padre o madre?

En conversaciones con amigos o conocidos, es frecuente escuchar historias de padres o madres que han dedicado su vida a trabajar por el bienestar y desarrollo personal de sus hijos, que les han dado muchas cosas materiales y que sin embargo al paso del tiempo y cuando los hijos llegan a ser adultos, ese esfuerzo no es reconocido y al contrario en muchas ocasiones es recriminado. ¿Será que el mundo está al revés? ¿Será que los hijos no pueden ver el esfuerzo que los padres han hecho? ¿será ingratitud? o ¿será que algo no está bien en el concepto de trabajar para el bienestar de los hijos?

Desentrañar y conocer el misterio que hay detrás de esto puede evitar mucho sufrimiento para ti y tus seres queridos y puede ser la puerta a una vida placentera y una excelente relación con tus hijos. Así que, si es lo que deseas, esta información te interesará.

Los seres humanos tenemos una profunda necesidad de sentirnos seguros y protegidos, desde el momento en que comenzamos a tomar forma, en el vientre materno. Esta necesidad no es algo racional sino que tiene bases biológicas, puesto que la protección y la seguridad son condiciones que la evolución ha demostrado que son necesarias para asegurar nuestra sobrevivencia. Al ser necesidades biológicas no admiten razonamiento y simplemente deben ser cubiertas.

Y he aquí que el mecanismo que la evolución ha elegido para experimentar seguridad y protección es a través del sentido del tacto, el cual es el único sentido que nos relaciona físicamente con el mundo. El tacto es el sentido más extendido y el más desarrollado al momento del nacimiento. Pero su importancia no comienza ahí; la importancia del tacto comienza desde el vientre materno a través de los millones de células receptoras que hay en nuestra piel, que nos comunican el contacto y cercanía con nuestra madre, lo que nos da la sensación de estar en el paraíso, conectados con algo mucho más grande que nosotros.

Conectados con el mundo

Conectados con el mundo

Pero… ¿qué ocurre cuando nacemos? De una manera intempestiva somos apartados del paraíso y somos empujados a experimentar el mundo por nuestra cuenta; sin embargo, en estas nuevas condiciones, nuestra necesidad de protección y seguridad no desaparece y debe ser cubierta por los brazos de nuestra madre o nuestro padre. Y es aquí donde comienza el problema.

Sin el abrazo de su madre o de su padre, los niños no pueden experimentar la conexión con algo que les ofrezca condiciones parecidas al vientre materno, por lo que se aferrarán a aquello que les ofrezca la seguridad y protección que necesitan, que pueden ser objetos o personas. Y con eso que les de seguridad y protección, establecerán lazos afectivos difíciles de romper. Por ello, no importa cuántas cosas materiales proporciones a tus hijos; si no estas ahi, si no los abrazas, al paso del tiempo, muy probablemente tu esfuerzo no será valorado. (Continua…)

Renacer de las cenizas

¿Piensas que tu vida es difícil, que no hay opciones, que nadie te apoya, que no tienes el dinero que necesitas, que no puedes acceder a tu desarrollo personal? ¿Cómo te sientes con eso? Seguramente no es algo agradable, pero, ¿podrías imaginar cómo se sentiría un hombre condenado a 12 años de prisión, puesto temporalmente en una celda de castigo por herir a otro recluso, lo que podría llevarlo a ser condenado nuevamente por asesinato? Si agregamos que ese hombre tiene 2 hijas pequeñas que lo necesitan, un padre enfermo, una familia que se está desintegrando y una madre afligida que debe hacerse cargo de los gastos de la casa, el panorama no podría ser más desolador y desalentador. Este hombre tiene dos opciones, perderse en sus odios y temores y quedarse para siempre en la cárcel o decidir hacer algo diferente con su vida, ser libre y empezar otra vez desde cero. Afortunadamente para él y para muchos que alguna vez hemos creído que no hay solución a nuestros problemas, eligió la segunda alternativa y hoy es un testimonio vivo de que siempre hay una salida. Su nombre es Rodrigo García y actualmente es Maestro de Yoga de la Risa o como él prefiere llamarse, es un Facilitador de Alegría.

Desarrollo Personal

Para acceder a esa transformación, Rodrigo se inscribió en el Proyecto “Desencadena tu alegría” que el maestro Luis Gómez imparte en diferentes cárceles del país, lo que le permitió convertirse en líder de su grupo y ser liberado de forma anticipada por buena conducta. Este proyecto consiste fundamentalmente en aquietar la mente a través de la risa, posibilitando liberar el estrés y la frustración. Una frase que Rodrigo aprendió de su maestro y que lo motivó a hacer algo diferente es que “la mayor cárcel no está entre cuatro paredes o en una celda, la mayor carcel está en la mente”.

Actualmente Rodrigo es uno de los mayores expertos nacionales en Yoga de la Risa, llevando su técnica y su experiencia a escuelas, hospitales, dependencias de gobierno, empresas, eventos y parques públicos, a través de su organización Jaja-Club. Es un hombre nuevo, que como el ave Fénix, ha renacido de sus cenizas y un testimonio viviente de que el Desarrollo Personal, no es un mito.

Nuestras emociones nos dirigen

Contrario a lo que la civilización occidental ha creído durante los últimos 2,400 años, basado en la visión de filósofos como Sócrates y René Descartes, acerca de que somos seres racionales, lo cierto es que las recientes investigaciones en Neurociencia y su aplicación al desarrollo personal, han venido a comprobar, que lo correcto es que somos seres emocionales, con posibilidad de razonamiento.

De acuerdo con el Neurocientífico Antonio R. Damasio, se ha descubierto que las emociones no son necesariamente enemigas de la razón. Aquella creencia de que si alguien utilizaba sus emociones para tomar decisiones y no tenía la cabeza fría y una actitud puramente racional, no estaba realizando su trabajo de forma adecuada, es falsa. Lo que hoy se sabe es que quienes son hiper-racionales e intentan razonar sus decisiones sin un componente emocional, son de hecho, incapaces de alcanzar decisiones correctas.

Las emociones son el soporte en el que se desenvuelve nuestra vida. No existe un instante del día en que no tengamos un estado emocional. La explicación de esto tiene que ver con el desarrollo evolutivo del cerebro. Nuestra corteza cerebral o Neocortex, la que nos permite razonar y tener conciencia, apareció en nuestros ancestros humanos hace 5 millones de años. En cambio el cerebro emocional o cerebro límbico, responsable de nuestras emociones, apareció en nuestros ancestros hace 130 millones de años. Ambos sistemas, en conjunto con el cerebro reptiliano, una estructura de 500 millones de años de antigüedad, son los responsables de nuestro comportamiento o interacción con el medio.

Coaching Personal

Desarrollo Personal

De forma automática, sin que seamos conscientes de ello, nuestro cuerpo se encuentra en algún estado de ánimo o estado emocional, que es generado principalmente por el cerebro límbico. Ese estado de ánimo implica cambios a nivel corporal y mental que varían dependiendo del tipo de emoción que prevalezca.

Cuando la emoción prevaleciente, en nuestro estado de ánimo o estado emocional, tiene que ver con el enojo, el miedo o la tristeza, el cuerpo se encuentra en un estado de riesgo para la supervivencia, por lo que varios procesos fisiológicos se detienen o se modifican. Por ejemplo, la circulación de la sangre se dirige principalmente hacia los brazos y la piernas, lo que hace que llegue menos sangre al cerebro. La consecuencia directa es que en esos estados emocionales, no podemos pensar con claridad, por lo que es frecuente que nuestras decisiones y acciones sean incorrectas. Cuando tenemos esos estados emocionales, estamos funcionando en automático por lo que nuestros pensamientos habituales tienen que ver con experiencias negativas del pasado. Como es evidente, la calidad de vida que resulta de mantener dichos estados emocionales es precaria y es el origen de muchas enfermedades.

Cuando la emoción prevaleciente tiene que ver con el amor o la alegría, el cuerpo y el cerebro se encuentran en un estado de armonía por lo que todos los procesos fisiológicos operan con normalidad. La consecuencia de estados emocionales de este tipo, es que el cerebro se encuentra funcionando en todo su potencial y puede tomar acciones y decisiones correctas. Con esos estados emocionales, el cerebro funciona en modo creativo y nuestros pensamientos están en el aquí y el ahora. La calidad de vida es armónica y abierta a todas las posibilidades.

Como se desprende de lo mencionado anteriormente, nuestra calidad de vida no depende de la razón, sino de nuestros estados emocionales. Por ello, aprender a reconocerlos, es el primer paso para mejorar nuestra calidad de vida; aprender a modificarlos, es posible a través del Coaching Personal.

La magia del Coaching Personal

Uno de los principios de la Programación Neurolingüística (PNL), establece que si un único ser humano es capaz de alcanzar un logro extraordinario, ese solo hecho abre la posibilidad para que cualquier otro ser humano, si tiene la determinación para hacerlo, alcance ese mismo logro. La razón es muy sencilla, nuestra constitución biológica es similar y además tenemos la capacidad de aprender.

Para un desarrollo personal, que nos permita alcanzar logros extraordinarios o simplemente, mejorar nuestra calidad de vida, el Coaching, es la metodología de aprendizaje más efectiva que existe actualmente. La palabra coaching es un vocablo inglés que significa tutor, derivado del francés coche, que a su vez deviene del húngaro kocs, palabra que designaba un vehículo de cuatro ruedas que transportaba personas.

El coaching promueve el desarrollo del potencial humano y se asocia tradicionalmente con los deportes, en los que los coaches (entrenadores), buscan sacar el mejor rendimiento de los deportistas. En los años 80 comienza a difundirse tal como lo conocemos hoy en día, abarcando diferentes áreas, desde el coaching de vida (life coaching o coaching personal) hasta el coaching empresarial. Lleva más de 25 años de presencia y práctica en todo el mundo.

El coaching es similar a la psicoterapia en cuanto a que se trata de procesos conversacionales entre dos personas (el coach y el coachee o cliente), pero a diferencia de aquella, el coaching parte de la premisa de que la solución a cualquier problema está dentro de cada persona. La función del coach es hacer las preguntas adecuadas para que el cliente encuentre las respuestas por sí mismo.

Como señalan O´Connor y Lages en su libro Coaching con PNL, el coaching trata del cambio, de cómo hacer cambios. El coach es como un mago del cambio que toma las cartas que tienes y te ayuda a jugarlas mejor, a cambiar las reglas del juego, o a encontrar un juego mejor.

El coaching personal te ayuda a jugar el único juego que no puedes darte el lujo de perder: ¡¡El juego de tu vida!!

Desarrollo personal y memoria implícita

La clave para el desarrollo personal reside en la creación de nuevas redes neuronales, las cuales son el soporte en donde se almacenan nuestras creencias y recuerdos, a partir de los cuales la mente subconsciente elabora nuestras respuestas para interactuar con el medio.

Está comprobado que varias redes neuronales compiten entre sí para desarrollar una determinada tarea y esta es la razón por la que, cuando intentamos crear un nuevo hábito, podemos caer fácilmente en el hábito antiguo. Por ejemplo, alguien que se ha propuesto comer alimentos saludables para bajar de peso, puede caer fácilmente en la tentación de interrumpir ese propósito, porque las redes neuronales que producen el viejo hábito son más fuertes. Para que las nuevas redes neuronales puedan competir favorablemente con las viejas redes, es necesario que alcancen una determinada masa crítica, es decir un tamaño a partir del cual su fuerza es equivalente a la de la vieja red. Para alcanzar esa masa crítica, se requiere utilizar todos los medios disponibles.

Entre los medios disponibles para hacer crecer rápidamente una red neuronal, el más poderoso, sin duda, es la memoria implícita (memoria no consciente) la cual se produce al ejecutar una acción. Mediante este proceso, aprendimos y fijamos la mayor parte de lo que ahora somos.

La memoria implícita se crea de manera subconsciente en nuestro cerebro a través de la acción y la repetición. Ello significa que para alcanzar el desarrollo personal, no es suficiente con adquirir nuevos conocimientos de manera consciente; la vía rápida para el desarrollo, es la adquisición de nuevos conocimientos de manera subconsciente. Esto se debe a que el módulo de la consciencia solo controla el 2 % del cerebro y en contra parte, la mente subconsciente representa el 98 % de nuestro cerebro.

Los hábitos se crean a partir de la repetición de una acción por un promedio de 66 días. La función de la consciencia, consiste en vigilar que ejecutemos esa acción, pero el mayor trabajo le corresponde a la mente subconsciente.

Por lo anterior, se puede afirmar, que el desarrollo personal tiene que ver más con la constancia que con la consciencia. La función de la consciencia es elegir y vigilar los nuevos hábitos, pero la creación de estos, se hace de manera subconsciente en su mayor parte.

Cómo cumplir tus propósitos de año nuevo

Descubre la importancia de los hábitos y el liderazgo en el desarrollo personal

Todo inicio de año trae siempre consigo la promesa de un desarrollo personal: bajar de peso, hacer ejercicio, dejar de fumar, tener un negocio, conseguir un mejor empleo, tener más dinero, ir de vacaciones, etc.; sin embargo, conforme pasan los días, algunos de estos propósitos, si no es que la mayoría, terminan solo en buenas intenciones, las cuales serán nuevamente revividas el próximo año.

¿Te has preguntado por qué ocurre esto? No es que haya algo malo en las personas que no cumplen sus propósitos, simplemente es que funcionan como todos los seres humanos: el 98 % de lo que hacemos durante el día, está controlado por la mente subconsciente.

Tal y como lo señalan los expertos del Desarrollo Personal, la materia prima de la mente subconsciente son los hábitos, los cuales son acciones que hemos repetido durante un cierto periodo de tiempo, hasta que llega un momento en que las hacemos sin pensar, en respuesta a un estímulo externo o interno.

De esta forma, cuando una persona quiere, por ejemplo, bajar de peso, debe primero tomar conciencia que tiene un mal hábito que le hace comer en exceso, sin un horario fijo o que le hace comer alimentos con alto contenido de grasa o azúcares. Para poder contrarrestar este hábito, es condición indispensable desarrollar un nuevo hábito opuesto a este. Si no se desarrolla este nuevo hábito, la mente subconsciente continuará utilizando los viejos malos hábitos.

Crear un nuevo hábito requiere de tiempo y fuerza de voluntad. De acuerdo con las más recientes investigaciones, este tiempo es en promedio de 66 días, durante los cuales es necesario tener la suficiente fuerza de voluntad (liderazgo personal) para seguir adelante.

Normalmente la mayoría de las personas abandonan sus propósitos de desarrollo personal después de unos cuantos días. Ello ocurre porque no ha pasado el tiempo suficiente para que se instale el nuevo hábito. Si persistieran un poco más, llegaría el momento en realizarían la nueva acción de manera automática.

Así que, si realmente deseas cumplir tus propósitos de año nuevo, debes tomar en cuenta que en promedio verás resultados despues de los 66 días. Para apoyarte en este proceso, las técnicas utilizadas en las Sesiones de Coaching Personal, son una valiosa herramienta.

Curso de Coaching y Desarrollo Humano en Puebla

Del 30 de noviembre al 2 de diciembre de 2012, se llevó a cabo en la ciudad de Puebla, el Curso Introductorio del Programa de Coaching, el cual estuvo dirigido a Micro Empresarios del Centro de Fortalecimiento Empresarial.

Desarrollo Personal

En este Curso-Taller, se abordaron diferentes temas enfocados al Desarrollo Personal y Humano de los participantes, los cuales les permitieron desarrollar un nuevo enfoque, tanto en sus negocios como en su vida personal.

¡Felicidades Graduados!

Desarrollo Personal

Sistema Operativo y Desarrollo Personal

¿Te gustaría saber que versión de Sistema Operativo utiliza tu cerebro? No te ofendas. Quizá la comparación es demasiado desproporcionada, puesto que cualquier cerebro humano será siempre muy superior al más sofisticado equipo de cómputo; sin embargo, el funcionamiento de ambos sistemas es muy parecido y por ello, analizar el cerebro como si fuera una computadora, puede resultar muy esclarecedor, para hablar de temas de Desarrollo Personal.

Siguiendo con esta metáfora, para conocer la versión del Sistema Operativo (S.O.) que utilizas, sería necesario ver dentro del empaque, pero como esto es físicamente imposible, te presento a continuación una tabla que puede servirte como guía, para conocer, de forma aproximada, la versión que utilizas. Para saber si el dato es correcto, más adelante te proporcionaré un método práctico que te permitirá refutar o confirmar esta información.

Cerebro humano
Edad (Años) al 2012 Versión del S.O.
70 1948
60 1958
50 1968
40 1978
30 1988
20 1998
10 2008
6 2012

 

Para refutar o comprobar esta información, te invito a que contestes lo siguiente:

1.- ¿De que época es tu música favorita?

2.- ¿Cuál es tu comida favorita y hace cuanto tiempo que lo es?

3.- Si tienes hijos, ¿qué palabras utilizas para reprenderlos y hace cuanto tiempo que las aprendiste?

4.- Si eres casada o casado ¿Cómo es la relación con tu pareja y de quién aprendiste esa forma de convivencia?

5.- ¿Cuál es tu filosofía de la vida y de quien la aprendiste?

6.- Toma lápiz y papel y dibuja la primera imagen que venga a tu mente de un caballo, una casa y un árbol. Para esta actividad no debes utilizar más de 30 segundos.

Después de que hayas dibujado las tres cosas que te he pedido, accede al siguiente enlace, en donde encontrarás un duplicado casi exacto de lo que has hecho:

http://poderpersonalmexico.com/acerca-del-autor/mis-primeros-dibujos

A estas alturas, estarás de acuerdo conmigo en que las líneas de código de tu Sistema Operativo, fueron escritas hace muchos años y ellas son la causa de los resultados que hasta ahora tienes en tu vida. Para ser más específicos, como la neurociencia lo ha revelado, la mayoría de las creencias que controlan nuestro funcionamiento, fueron adquiridas en los primeros 6 años de vida.

Al igual que una computadora requiere de un sistema operativo actualizado para ser funcional, así también, un ser humano requiere tener líneas de código o creencias actualizadas, para poder generar mejores resultados en todas las áreas de su vida.

Visto desde este ángulo, el Desarrollo Personal, no es otra cosa que la incorporación de nuevas líneas de código o creencias en el cerebro del ser humano, de tal manera que adquiera la capacidad de generar nuevos y mejores resultados. El continuar con las viejas creencias, generará los mismos resultados que hasta ahora.

¿Te atreves a actualizar tu Sistema Operativo? El programa de Coaching, es tu mejor alternativa para este proceso.

Compartir en Redes Sociales

Sesiones de Coaching Personal

Desarrollo Personal

Juan Nabor Jiménez Merino

Coaching Personal

Coach ICF

Las creencias y el Poder de creer

Certificación en PNL

PNL Richard Bandler

PNL Richard Bandler

Recibe más información

Mente subconsciente

Alberto Jiménez Merino

soy_AJM

PAGINAS DE INTERES

Validación

Valid XHTML 1.0 Transitional